PASTES MARQUEZ

La historia de Pastes Márquez comienza oficialmente en el año de 1980; después de una larga lucha de años atrás por mantener y conservar intacta la receta secreta, que se ha extendido por todo México, e incluso ha trascendido hasta Estados Unidos y hasta el viejo continente.

En su niñez y adolescencia, el Sr. Juan Cirilo Márquez tuvo la necesidad de trabajar en algo que después se convertiría en el privilegio de poder elaborar deliciosos pastes, con la enseñanza del personal de ascendencia británica. Más tarde, junto con Sra. Sofía Gonzales,  decide fundar este negocio para obtener un ingreso económico, y juntos los venden por primera vez de manera ambulante.

Para el año de 1980 se inicia con la venta en su domicilio; calle 5 de mayo no. 6 en Mineral del Monte, Hidalgo, donde hasta la fecha permanecen. En un principio, se horneaban los pastes de papa, frijol y piña en los hornos de tan solo dos estufas. Es en el año de 1986 cuando, al crecer la demanda, se adquiere un horno de cuatro charolas y crece también el surtido en el relleno en empanadas como las de mole rojo, mole verde y arroz con leche.

En 1995, a petición de un grupo de alumnos del CBTIS 8 de Pachuca Hidalgo, nace el paste de carnes frías, con ingredientes propuestos por los mismos alumnos y nombrado “estudiante” en honor a ellos. Posteriormente se incluye en el surtido de sabores el de manzana y tinga, y el negocio es ampliado tanto en espacio como en hornos.

Hoy, 31 años después, tres generaciones de hijos, nietos y bisnietos han aprendido este arte orgullosamente y de manera artesanal. A la fecha no se utiliza maquinaria y se sigue elaborando con el exquisito sabor que los distingue.

PATROCINADORES